domingo, 23 de noviembre de 2008

Días de veneno

Ya sabrán perdonarme los improbables seguidores de este blog, pero estos eventos temporales superan mi capacidad de improvisación. Quiero decir estas luchas callejeras que he vivido de cerca últimamente, y mi silencio posterior. ¡Quién va a concentrarse en la lectura ante el estruendo de las balas! Han sido días de mucha bilis y mucho veneno, acumulados quizás desde hace varios años, porque de otra manera es imposible entender el nivel de animadversión vivido aquí. Entre esto, y un viaje al interior del país que debo iniciar mañana, este blogger se sume en un estado de catarsis temporal. Eso sí: el próximo fin de semana me refugio en la selva y me llevo en la maleta un Sebald para sumergirme en otras historias más lejanas.

Vendrán días mejores, no lo dudo.

2 comentarios:

croix dijo...

Los medios españoles apenas han comentado el conflicto de vuestras elecciones. Yo me enteré por la emisión por satélite de Cubavisión.

JacoboDeza dijo...

Sí, eso he sentido desde aquí: el absoluto desconocimiento del otro lado del Atlántico por todo lo que ha ocurrido. Ya el conflicto se trasladó al ámbito más político y las calles vuelven a estar serenas.