miércoles, 23 de enero de 2008

Días de fiebre

Alta temperatura, imágenes difusas, poca claridad de ideas. Cuando no hay lectura, hay fiebre: síntoma inequívoco. Diagnóstico: infección bacterial. Regresamos cuando el cuerpo lo diga.

4 comentarios:

Francisco Sianes dijo...

Salud, amigo.

Quiero verlo pronto perdido entre las páginas de un (de cualquier) libro.

Joselu dijo...

Sin duda, es una afición extraña, pero me gusta tener fiebre porque me invade una sensación de desistimiento físico que me hace sentir el mundo desde lejos, calentito. Desgraciadamente, hace muchos años que no padezco de fiebres altas. ¡Qué delicia! Pásatelo bien, amigo.

Mario dijo...

hace poco igual te dio, te enfermas mucho.

JacoboDeza dijo...

Agradezco sus preocupaciones. Como cuento en el siguiente post, ya estoy plenamente restablecido.