jueves, 22 de septiembre de 2005

Esos lugares sagrados

Barcelona (tan lejos, tan cerca) tiene el honor de albergar un puñado de buenas librerías en lugares muy céntricos. No hay nada como un paseo entre ellas y por ellas, Rambla arriba y Rambla abajo. Aprovechando un diálogo en El Perro Cansado, abundo sobre alguno de esos recintos sagrados:

La Central (Elisabets, 6): hay dos en Barcelona, pero yo y Vila-Matas siempre vamos a la del Raval, en un acogedor espacio que nunca nadie en su sano juicio hubiera podido imaginar que, un día, se convertiría en una librería. Ya hay que saber apreciar los ejemplares expuestos en su escaparate de la entrada, toda una declaración de principios sobre las apuestas de sus dueños. A mano derecha, después de la puerta automática, se encuentran las revistas de literatura y pensamiento: buen momento para comprar Letras Libres (el Archipiélago lo podemos encontrar a veces desperdigado por otras secciones, según sea el tema del monográfico). Todo recto llegamos a la primera selección de narrativa, en mesas dispersas por toda la sala: a primera vista siempre El Acantilado, Anagrama, Siruela... y los Planetas siempre bien escondidos. Las estanterías repletas dan escalofríos, y es hora de ir hallando ejemplares raros de ediciones latinoamericanas, inencontrables en otras librerías. Hay una escaleras a un lado que nos conducen al primer piso (con ensayos de varias tipologías) o a la cumbre, todo un pequeño ático de filosofía. A la izquierda está la pequeña sala dedicada a la poesía, al tiempo que vamos notando un extraño crujir bajo nuestros pies: es la música permanente de La Central, con un suelo de madera añejo que debe provocar lo necesario: que el lector de grandes superficies no vuelva nunca (él, tan acostumbrado a los suelos mudos e impolutos) y que los habituales nos sintamos abrigados con cada crujido, con cada tablón medio suelto. El viaje sigue por largos pasillos pasando por la sección de crítica literaria, por la de arte, cine, y terminando en los libros de bolsillo. Pero aún nos queda tiempo para un café al final del recorrido, e incluso podemos salir por otra puerta y aparecer en otra calle del barrio, como un sortilegio preciso después de tanta página y olor a tinta.

Laie (Via Laietana, 85): la otra librería obligada de la ciudad: un semisótano abigarrado y de nuevo con una selección de lo mejorcito del mundo de la humanística. Se especializan en literaturas varias, con un buen fondo de poesía; en cine (podemos comprar los Cahiers); en filosofía; en crítica literaria y en historia. Merece también la pena pasarse por la sección de arte, con preciosos libros a precio prohibitivo. No es difícil encontrar allí, como compradores, a un buen número de escritores o a gente del llamado mundo intelectual. Hay que destacar la buena atención de los libreros y su extraordinario conocimiento sobre los autores más minoritarios. El servicio de petición de libros es muy efectivo, y se extiende a su página web. Cuántas tardes de lluvia me he perdido yo en su interior y me he pasado horas hojeando ejemplares varios. Aviso para los bolsillos decadentes: se entra en Laie pensando en comprar un libro y se sale con tres.

Hay otras librerías muy recomendables como Documenta (Cardenal Casañas, 4) o Catalonia (Ronda de Sant Pere, 3), aunque con algo menos de encanto.

Se avisa a los lectores del blog, bajo pena de excomunión literaria definitiva, no acudir a comprar libros a espacios del tipo Happy Books, Fnac, El Corte Inglés o similares. Tampoco a La Casa del Llibre: ni con disfraz se pueden esconder los almacenes de mercadotecnia ni asimilarse a las verdaderas librerías, a las que siempre volveremos por pura pasión.

19 comentarios:

Loriana dijo...

Otro paseo inmejorable. Me has dejado unas ganas tremendas de pasearme por esas librerías. Sobre todo ese crujido de madera combinado con olor a tinta. Me has recordado algún lugar en mi memoria allá del otro lado del charco. Los paseos por las librerías. Ya había mencionado en el Marías y en el Bosque, lo mucho que me gustan las librerías en el barrio de Coyoacán en el DF (hay un pequeño cluster de ellas) y, sí, el ritual que acompaña la compra, terminar con un buen café y haciendo el primer acercamiento al territorio de letra y tinta con el que nos acabamos de hacer.
Además de pasear por algunas librerías de BsAs y de Montevideo que se mencionaron en aquellos otros tiempos forísticos, ya sé que cuando vaya a Barcelona iré a este par de cajas de sorpresas que nos mencionas. Sobre todo a La Central, que se me antojó, y comprarme, por fin ahí, el libro de Steiner y sus paseos por Europa y sus cafés que sigo sin tener.

La Fnac. Confieso a riesgo de baneo en este sitio que estuve en la Fnac de Sol ahora que estuve en Madrid. Compré varias películas, la revista de la Fnac con el relato de Marías, otro par de revistas, literarias y no tanto. Habían mencionado tantas veces el lugar que me dio curiosidad. Es estéril, es verdad, mucho. Las escaleras son un horror, pero más las cajas-tipo-supermercado. No hay diferencia con comprar un tomate en el Lidl. A favor de la fnac debo decir que me gustó la colección de películas de Fassbinder que acaba de editar. Le dije a una amiga que las buscaba con ansia, que creo que ella tampoco se para jamás por ahí. Lo que menos encontré es un ambiente íntimo, relajado, lo que se necesita para escoger un buen libro. Ese ambiente que sí encontré en la Librería Méndez de la Calle Mayor, a donde tengo entendido que va a comprar Marías y creo que el Pérez-Reverte también (ahora sí me banean, por mencionar a éste, ja, ja). También fui y me gustó El bandido doblemente armado, quizá sobre todo por la zona, el café y la compañía que tuve en mi visita. Y más librerías y atardeceres que dejé pendientes en Madrid para cuando regrese. Siempre queda tanto (todo) por hacer. Menos mal.

JacoboDeza dijo...

Después de La idea d'Europa los de La Central van a editar los aforismos de Kafka, creo que en una excelente traducción de Feliu Formosa, buen poeta catalán. Si siguen con esta buena selección de textos tendrán que aumentar el catálogo, pues el libro de Steiner fue todo un éxito y una de esas pequeñas joyas que van de boca en boca, primero entre los asiduos a la librería y después más allá.

El gran problema de la Fnac es ese estar en ningún sitio: quieren vender mucho, despachar cuántos más libros por minuto mejor, pero tienen un cierto complejo y de vez en cuando hacen un guiño a la calidad: una amiga común me mandó por correo la revista sobre Marías, que está bastante bien. Pero para comprar un libro necesito un ambiente sosegado, como tú, con ese olor que algunos asociamos a un buen libro: madera, tinta y en la calle el suelo mojado y el aviso de nuevas tormentas.

A ver si algún día puedo pasar por DF y visitar Coyoacán. También en ese viejo hilo del foro había hablado yo de una librería de Managua, la Rigoberto López Pérez: poco ver con las de Barcelona, pero con una selección excelente de libros de historia y literatura nica y con un dueño librero, Aldo Díaz, que es un torrente de sabiduría y afabilidad. Los nostálgicos siempre acabamos encontrando, allá donde sea, un lugar con buenas pláticas y buenos textos.

lukas dijo...

REconozco que estuve bastantes veces en la FNAC de Callao, sí, me horrorizan esas escaleras, siempre temo caerme, y tampoco sé cómo se las arreglan algunos, pero lo hacen, para sacarles los códigos a los artículos, supongo que en los paseos por esas escaleras o arriba del todo en los aseos... Hay un rincón donde la gente se mete para supuestamente escuchar música mientras hojean un libro, pero cuando fui una vez que había hueco, ¡no sonaba nada!, sólo el frus-frús de la gente. En fin, que no me gusta nada, pese a su fama en El Bosque y el Marías...

Méndez, sólo estuve una vez, es pequeña, pero acogedora, y tienen buena atención, y libros muy seleccionados, de filo y más cosas, ahí seguro que se vende y mucho el de Steiner, que yo tb. quiero leer ya.

Donde mejeor me siento es en cambio en Antonio Machado, la magnífica librería del Círculo de Bellas Artes, en donde uno se puede encontrar a escritores, artistas o psicoanalistas ;-) Tienen casi de todo, aunque supongo que La Central es el paraíso. Pues nada, Jacobo, espero que coincidamos por allí alguna vez (tengo pensado ir en enero).

JacoboDeza dijo...

Pues igual coincidimos: seguro que varias tardes de enero las dedicaré a pasear por La Central, en esa época también andaré por Barcelona. Si subes las escaleras hacia la cumbre, mira dónde pones el pie, no vaya a confundirte con cierta morsa que frecuenta el lugar. :-)

En ese invierno gélido (gélido para los que estamos todo el año en pleno verano) también puedes optar, después, por un sublime chocalate caliente en la granja Viader. No queda muy lejos y es el colofón perfecto a una tarde celestial.

Loriana dijo...

Cierto, cierto, qué cabeza: Callao y no Sol quería decir, cosas de no ser local, :-). Me quedé con las ganas de entrar a la librería del Círculo. Era una tarde miércoles soleado, entré un poco para conocer el lugar donde Marías presentó su libro (como se verá, me fui de viaje de reconocimiento a todo o casi todo lo mencionado en aquellos foros, ja, ja), me tomé algo en la pecera y al salir, nada, la librería cerrada. Pero miré el aparador con ganas de volver. Me han hablado maravillas de la Antonio Machado y Pérgamon es de cajón en la próxima visita, que ya no pude estirar más el tiempo que me quedaba. A cambio estuve en la Feria del Libro (lo mismo: tenía que ver yo mesma de que se trataba), y lo peor es que no vi ni a Marías ni a Neuman, por mencionar al único par que me hubiera interesado.

Sí, escaleras espantosas. Pero por ejemplo en Berlín tenemos un ejemplo de librería inmensa, tres pisos, pero acogedora, silenciosa, genial. Con un espacio al centro de la segunda planta para sentarte a gusto a leer entero lo que te plazca en un cómodo asiento de piel. Del otro lado todo el jazz que te apetezca. Para DVDs he terminado por convencerme que son malísimos, la fnac se los lleva de calle, pero la sección de clásica en el sótano llevaría a Lukas a la bancarrota. Yo, que no se casi nada, disfruto como niña. También tiene salón de exposiciones, pero le falta una cafetería a gusto, como la que se antoja en La Central. Para cuando vengan: es Dussmann y está en Friedrichstraße. Baste bajarse en la estación del mismo nombre y caminar hacia Unter den Linden, se ve enseguida.

Chocolate caliente en Barcelona y un capuccino en Coyoacán. ¿Con qué acompañarías en Nicaragua la bebida de un nuevo libro?

JacoboDeza dijo...

Con un fresco de avena, llamado aquí horchata, o también con un fresco de cacao: todo muy de la tierra, suave y nutritivo. Aunque si ya es de noche y estamos en una hamaca, un Flor de Caña con hielo, Gran Reserva. A vuestra salud.

Magda dijo...

Mmmm, Jacobo, tienes que venir a México para disfrutar de eseandar de librerías, El parnaso en Coyoacán, El péndulo en Polanco (y en varias colonias), Gandhi (en todas sus sucursales), la de Taxqueña tiene un café adonde te encuentras a una gran cantidad de escritores en charla amena y tomando rico café, y decenas más. El día que vengas a estos lares no te pierdas el cafecito de Sanborn's, por ejemplo.
Acá también se llama horchata esta bebida de avena, y la hay de arroz que es mmmmmm riquísima :)

Loriana dijo...

¡Sí, Magda! Del Parnaso tengo los mejores recuerdos. Me encanta el Péndulo de la Condesa y parte de mi ritual de regreso al DeFectuoso es ir a desayunar al Sanborn's de los Azulejos. A Jacobo le gustará, además de porque el edificio es una maravilla, porque está en contraesquina con Bellas Artes, en una zona en la que solía vagar entre librerías, justo, Arturo Belano, el alter ego de Roberto Bolaño. En Llamadas telefónicas describe en un relato sus paseos por el Sótano de Avenida Juárez y las librerías que están al lado. En la anécdota cuenta que vio a Jacqueline Andere (una actriz mexicana) en locación en la Alameda. Belano se le acerca y ella, me parece que más bien seca e indiferente le firma un autógrafo. Entonces se encuentra a un viejo particular, un viejo de Sonora. Un viejo que que le regalará una navaja y que le hablará por vez primera de Caborca... Y aquí ya me callo, :-).
Hablando del Sótano, en mi última visita descubrí la sucursal del centro de Coyoacán (sobre Allende). Me parece que la abrieron recientemente (toma en cuenta que llevo cinco años fuera, ay) y la atención es estupenda. Filiberto sabe perfectamente lo que vende y es un gusto. Algo parecido a Méndez en Madrid. Encima está al lado del Café Jarocho, un changarrito-chiringuito de 2x2 donde puedes tomar ese capuccino (o espresso doble, lo que prefieras) recién molido que tanto asocio con los sábados en Coyoacán.

¡Y tómense una horchatita fresca por mí ustedes que pueden!

Loriana dijo...

Jacobo, Jacobo, entre fresco y ron, echa un vistazo aquí y dime si no hay algo que desearías tener ahora mismo:

http://www.javiermarias.es/2005/09/blog-post.html

Observa, observa bien y si no, baja un par de entradas para ver de qué se trata.
Entre el ron y esa noticia se me hace agua la boca.

JacoboDeza dijo...

Pues el libro del Marías cinéfilo me interesa, aunque en mi lejano archivo tengo varios recortes sacados de diversas publicaciones que supongo que estarán en la recopilación. Pero ahora mismo tendría muchísimo más interés para mí leer ese artículo sobre Todas las almas, obra fundamental en su trayectoria y a la que tanto debe su actual trilogía, y de la que nace ese personaje llamado ahora Jacobo, o así. Hay que colgar ese texto donde sea para poder comentarlo... ¿algún voluntario?

Casino online dijo...

online Juegos en línea para jugar gratis o por dinero. online

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

This is very interesting site... Herma 2fnude trannys Hitachi 60 inch lcd orgy Sell adult toys from home video samples of gay orgies

Anónimo dijo...

Keep up the good work » » »

Anónimo dijo...

Best regards from NY! Rotary dial telephone modular replacement phone cord webcam Hon 4071aw54t stacking chairs 2006 mitsubishi l200 pilates in virginia Pilates performance pilates bench Dental plans directory us Effects of sniffing ritalin http://www.videoprojectorbulb2.info/jawsideeffectsadderall.html http://www.hp-fax-200-ink.info/Menfax.html Australia water filter side by side refrigerator

Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read Bikini hair manchester nh removal Isuzu trooper interior aston martin db7 gta headlights dizney adult cartoon 5 alarm fire Buspirone buy pal pay aston martin driveshaft axle blue book value on cars Valium patient information instructions diazepam rectal free shaved girl pics Payment processing internet merchant account united credit Oval shag area rugs precios plotter

Anónimo dijo...

Very nice site! video editing schools

Iza Firewall dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fashion jewelry dijo...

I like you blog !